Infantil F. En constant formació

L’Infantil F de David Sevilla s’enfronta aquesta temporada al difícil repte que és el primer any de futbol-11. Per aquest motiu, l’entrenador de l’equip que competeix al Grup 53 de 2a Divisió es va marcar un únic objectiu per aquest any, “que los chicos mejoren. Quiero, y espero, que aprovechen esta temporada para aclimatarse al campo grande y se esfuercen para así poder competir en categorías superiores”. Per a Sevilla, l’objectiu marcat a principi de temporada ja s’està notant i espera que l’evolució en els seus jugadors segueixi creixent abans d’acabar l’any, “se está consiguiendo poco a poco, ves a los niños con más confianza en ellos mismos y en sus compañeros, y eso como entrenador te gusta y esperas que esta evolución que se ve siga en aumento”.

Després d’11 jornades de lliga, el Grup 53 de 2a Divisió s’està mostrant com una lliga amb 2 blocs diferenciats, on els equips amb un gran nombre de jugadors de 2n any encapçalen el grup, mentre els equips de 1r any es troben a la part baixa de la lliga. Per a l’entrenador molletà, l’edat és una de les claus, “la liga es un poco complicada porque por la parte de arriba encuentras equipos hechos para ascender directamente, donde la mayoría de los niños son de segundo año, mientras que la parte de abajo es más competitiva porque los equipos son como nosotros, y ha sido en estos partidos en los que hemos competido más”.

Pel que fa a la metodologia, el responsable tècnic de l’equip declara que “la vuelta de las Navidades la hemos empezado con ejercicios más físicos, que es dónde estábamos un poco flojos, y hemos seguido con el tema de tocar balón, movimientos de balón y posicionamiento sobre el campo, porque al ser el primer año de futbol-11, el cambio de campo es importante, y por eso nos centramos mucho en este aspecto, que cada uno esté en su posición y que vayan rotando cada uno en la posición que le toca”.

Per a Sevilla, en aquestes categories és fonamental la concentració, així que és en aquest aspecte on exigeix més als seus jugadors, “les exijo que no se despisten y que estén 100% mentalizados en el partido, que cada uno sepa qué tiene que hacer en su posición”. Alhora, l’entrenador molletà no oblida la vessant didàctica de les categories inferiors, “intento potenciar a los chicos de una manera motivadora para ellos, dándoles minutos para que jueguen y así puedan mejorar el máximo posible. No hay que olvidar que están en una categoría importante para ellos, ya que este es su primer año en campo grande”.

Aquest cap de setmana l’Infantil F juga diumenge a les 10.15h. al camp del Lliçà de Vall, 14è classificat del grup, un partit que l’entrenador molletà creu que serà competit, “es un equipo parecido al nuestro, con la mayoría de los jugadores de 1r año. Es un partido importante que creemos que tenemos opciones de ganar, dónde nos centraremos bastante en el sistema de juego, intentando tocar el balón des de atrás, y una vez lleguemos al medio campo intentaremos hacer un juego más directo porque a los equipos contrarios les cuesta parar este tipo de juego”.