Juvenil B. Amb la vista posada al futur

El Juvenil B, entrenat per Samuel Ruiz, competeix aquesta temporada al Grup 7 de Primera Divisió, sent conscient que el treball d’aquest any ha de servir per ajudar la temporada vinent al Juvenil A, per aquest motiu, l’objectiu marcat abans d’iniciar aquest curs era el de formació, “nos propusimos trabajar y mejorar para intentar que los chavales cumplieran en esta categoría para que el año siguiente poder dar el salto al Juvenil A, y en cuanto a la competición, nos propusimos mantener la categoría y poder estar en mitad de la tabla para no sufrir”. Encarant la recta final de temporada, l’entrenador molletà fa balanç, los jugadores están trabajando para poder tener 1 oportunidad el año que viene, y por lo que respecta al objetivo de competición, se está cumpliendo porque ahora estamos fuera del descenso, y aunque hemos sufrido durante el año creo que lograremos la permanencia”.

A falta de dues jornades per tancar la temporada, el Juvenil B ocupa l’11a posició amb 34 punts i presenta un balanç de 44 gols a favor i 56 d’encaixats. Respecte a la lliga, Ruiz declara que, “es un grupo competido, donde 2 victorias seguidas te llevan a la parte alta y 2 derrotas te llevan a luchar por la permanencia, ahora tenemos 2 jornadas por delante, sacamos 3 puntos al equipo que marca el descenso, y según los resultados de esta semana podemos salvarnos, ya que si ganamos y 1 de los 2 equipos que tenemos detrás no consigue sumar los 3 puntos, conseguiríamos mantener la categoría para el año que viene”.

Pel que fa a la metodologia, el responsable tècnic molletà destaca que, “la dinámica que tenemos es que se haga primero una base con todos ellos en tema de calentamiento, luego ya plantear según lo que nos encontraremos el fin de semana, ejercicios con balón y estudiar el rival, y el último día hacemos estrategia y finalizaciones”.

Ruiz sempre demana als seus jugadors dues coses, tant als entrenaments com als partits, “que disfruten, ya que el deporte está para disfrutarlo, y sobretodo que compitan, que no se rindan y que lo den todo”. El tècnic molletà sap que la tasca de l’entrenador no és únicament la de preparar els aspectes esportius, sinó que també cal tractar l’aspecte psicològic, “es fundamental potenciar el nivel psicológico del jugador, ya que le puedes dar alicientes para que den un plus más, los jugadores necesitan saberse importantes”.

Diumenge a les 18.30h., el Juvenil B visita el conjunt que el precedeix a la taula classificatòria, un Júnior FC que compta amb 36 punts i al qual ja es va derrotar a la primera volta per 2 a 1. Pel que fa al partit, Ruiz menciona que, “saldremos al campo con la misma intención de siempre, que no es otra que ir a por la victoria intentando hacer nuestro juego, lo bueno que podemos tener es la suerte que a la hora que jugamos ya podemos saber los resultados de los rivales, y entonces la importancia que puede dar el saber que si tú ganas ya mantienes la categoría, o jugártela en la última jornada”.

En aquest darrer mes de treball, el preparador tècnic molletà confia que es compleixi el doble objectiu marcat inicialment, “aunque estemos en la parte final de temporada espero que los chavales continúen peleando por los objetivos que nos marcamos, que sigan mejorando y intentar ganar los 2 partidos que nos quedan, para así poder disfrutar esta recta final”.